Larkharim: Orly Mayorga revela el origen del inmortal

Home  >>  Entrevista  >>  Larkharim: Orly Mayorga revela el origen del inmortal

Larkharim: Orly Mayorga revela el origen del inmortal

2
Feb,2017

0

“Larkharim” es la primera novela de Orly Mayorga. Con 680 página es la más larga escrita en la Patagonia de este género y su autor tardó 11 años en concretarla. Asegura que escribía en sus momentos libres un guión para cine pero por consejo de un amigo decidió convertirlo en una novela. Es una historia que empieza con algo muy cercano al terror gótico y poco a poco va evolucionando hacia la ciencia ficción.

Orly es un consumidor de este género y observa con atención la poca cantidad que se crea aquí. Escribió cuentos, guiones de historieta y para cine. En la actualidad se desempeña como difusor y programador en Sudestada, pero antes trabajó en Guilford en 1988 hasta 1999.

El libro es una edición de autor que contó con el asesoramiento de Editorial Polar y puede conseguirse en la librería Real.

Sobre el autor

Orly se niega a ser catalogado como crítico de cine y se muestra más cómodo con la clasificación de “columnista de cine”. Desde chico desarrolló una pasión por el séptimo arte que lo llevó a convertirse en columnista radial en la actualidad.

Trabaja desde hace más de una década en Sudestada Cinematográfica y Espectáculos SRL, empresa que nuclea a los cines Teatro Español y Coliseo, y ocupó distintos puestos que van desde operador, proyector hasta programador. Paralelamente a estas actividades se dedica a la literatura y al dibujo.

Orlando Mayorga nació en Astra el 3 de mayo de1959. Fue alguien inquieto desde joven. Una amiga de la infancia lo recuerda como un gran lector y cuenta que cuando eran chicos intercambian cómics, primero, y libros después, para pasar los largos días en el lejano barrio de la zona norte.

Se niega a ser catalogado como “crítico de cine” porque asume que la palabra adquiere una actitud soberbia. “Supongamos que vas a ver un estreno y te divertís, te entretenés. La pasás bárbaro. A la mañana siguiente, compras el diario y ves la nota de un crítico que dice que la película que estuviste viendo, que tanto disfrutaste, es basura. Decíme si no te dan ganas de matarlo por cómo echa abajo eso que a vos te divirtió. Por eso es una actitud que no quiero asumir” explica. Se siente más cómodo con la clasificación de “columnista” o “difusor” de cine.

Para muchos fue una sorpresa conocer la faceta de escrito porque es reconocido como un dibujante. Sin embargo, es un gran lector y experimentó con textos cortos. En esta obra hizo además las ilustraciones de tapas y contratapas. Dos magnificas imágenes dibujadas a tinta.

Un antiguo profesor de literatura de la secundaria se mostró entusiasmado al descubrir esta nueva incursión. “Siempre fue muy inteligente” remarca, y no deja de repetir que leerá la pieza para darles sus más “honestas” impresiones. Actualmente, Orly se encuentra escribiendo la segunda parte que se titulará “La memoria del inmortal”.

El comienzo del libro

A mediado de los noventa había visto la película “Stargate: la puerta del tiempo” y la comentaba con un compañero de trabajo, un ingeniero de la fábrica Guilford con quien solía compartir sus impresiones de cine.

Para Orly la primera parte era muy buena. “Habían encontrado ese artefacto enterrado en la arena en Egipto, lo decodificaron y descubrieron que era un portal a otro universo” recuerda haberle comentado a su compañero, resaltando que lo había decepcionado lo que había al cruzar el portal. “A partir de ahí, la película se cae porque lo que descubre es un pueblo sometido por el típico tirano malvado y decadente” agrega. A lo que el ingeniero le replicó: “¿Y qué otra cosa podían encontrar?”.

En este recuerdo aparecen dos cosas lo motivarán para escribir: por un lado romper con la antinomia clásica, y predecible, de bien y mal; y por el otro, alterar lo predecible al momento de volar con esas oportunidades narrativas.

“Si yo atravesara un portal hacia otro universo pensaría la cantidad de cosas que se podrían encontrar” dice crítico y observa una tendencia, tanto en el cine de ciencia ficción como en la literatura moderna, en la idea de enfrentamiento entre la luz y la oscuridad.

Al comienzo del libro hay una frase de la película La Novia de Frankenstein (1935) que dice: “Sometimes, I have wondered wether life wouldn’t be much more amusing if we were all devils, and no nonsense about angels and bein good” del dr. Pretorius, que se traduciría como “A veces me pregunto si la vida sería más interesante si todos fuéramos diablos, sin tonterías de ser buenos”.

La historia

El protagonista de la novela cuenta cómo es su vida hasta la temprana juventud. Pertenece a una clase aristocrática argentina y descubre que nació diferente, que no es igual a los demás y que lo tiene que esconder. Su padre lo separa de los hermanos y le oculta la existencia de otros como él en su familia.

Una parte de la historia transcurre en Comodoro del año 1998, en el mes de abril. Se menciona una gran tormenta que inundó la ciudad. También aparece el autor como personaje secundario. Y al final de la novela hay una carta que su personaje le dirige a su creador

La inspiración de involucrarse en la misma obra la encontró en el film “El testamento de Orfeo” del director Jean Cocteau (1959). En ese drama surrealista, continuación de “Orfeo” estrenada en 1950, el director aparece como protagonista en el mundo fantástico que el mismo había planteado.

Tres influencias presentes en la obra son “El fin de la infancia” de Arthur C. Clarke, “Crónicas Vampíricas” de Ann Rice en el componente sexual y lo fantástico proviene de Howard Phillips Lovecraft.

Otro de los personajes que adquiere notoriedad es Nuroe, un demonio que aparece como personaje secundario en esta primera parte pero que se transforma en una pieza clave en la continuación.

“Antes de ponerme a escribir tenía armada la historia en la cabeza -revela-. Iban a ser 46 capítulos y se extendieron 10 más”. En total son 680 páginas y tiene un tamaño similar a cualquiera de los ejemplares de la serie Canción de Hielo y Fuego de George R. R. Martin, como Game Of Thrones.

“Es la novela más larga escrita en la Patagonia” además pertenece a un género que en la zona no prospera. En la región los escritores de ficción están abocados a la historia de la Patagonia.

Orly asegura que “no importan cuántas ganas le pongas a un trabajo siempre va a haber alguien al que no le va a gustar” y se adelanta a las posibles críticas. Hace una distinción entre las que aporta y las que sólo buscan desalentar el trabajo. “Es algo que voy a tener que aceptar” agrega.

Su afición por el arte oscuro le ha traído más de una crítica en este sentido, sobre todo en los dibujos. “En Comodoro hay mucha gente creativa, con ganas de crear, con ganas de que se sepa lo que hacen pero están escondidos -sostiene-. Sé que hay artistas jóvenes que tienen cosas para mostrar pero no se los ve. Me gustaría encontrar algún pibe que dibuje, que le guste el arte dark, el estilo hiperrealista, que lea el libro, que se ponga a hacer unas ilustraciones y después lanzamos una segunda edición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *